que-ver-valle-del-jerte

Valle del Jerte, qué ver en una ruta de dos o tres días por la comarca de los cerezos en flor

Valle del Jerte, qué ver en una ruta de dos o tres días por la comarca de los cerezos en flor
Guía para saber todo lo que ver en el Valle del Jerte, una comarca famosa por sus cerezos, por sus gargantas, sus rutas senderistas y con una amplia oferta de actividades en la naturaleza

Todos los años, entre marzo y abril, el Valle del Jerte salta a la portada de todos los medios como uno de los lugares de ‘peregrinación’ en el arranque de la primavera. Es la época de la floración del cerezo, uno de los principales reclamos que ver en el Valle del Jerte, y éste se lleva de visitantes, hasta el punto de que los fines de semana hay problemas para moverse en coche y aparcar.

Durante unas pocas semanas, un manto blanco parece cubrir a este precioso valle del norte de Extremadura. La flor del cerezo llena pueblos, laderas y campos, y aunque ahí concentra a un gran número de visitantes, es sólo una pequeña parte de lo que este bonito valle puede mostrar.

El que va buscando la flor blanca, las cerezas entre mayo y julio o la Otoñada en noviembre, también encuentra una comarca llena de cascadas, de gargantas, de rutas de senderismo y once pintorescos pueblos que ya de por sí hacen merecer la pena visitar el Valle del Jerte.

Aunque la primavera y el otoño son el mejor momento, el Jerte siempre tiene algo que ofrecer al visitante. Ya sea gastronomía, cultura o naturaleza, bien merece conocerlo. Además, está muy cerca de la preciosa ciudad de Plasencia, cuyos servicios complementan la oferta rural del Valle del Jerte. Es el plan perfecto para cualquier fin de semana, aunque para disfrutarlo a fondo tal vez se necesite de más días.

También conocido como el Valle del Agua, el propio valle está declarado Bien de Interés Cultural, y ha aprendido en los últimos años a vender sus encantos al visitante, que encuentra allí el lugar idóneo para relajarse, conocer la Extremadura rural y disfrutar de la naturaleza.



Qué época es la mejor para ir al Valle del Jerte

Aunque cualquier momento del año puede valer para ir a ver el Valle del Jerte, dos son las fechas más llamativas en las que suele ofrecerse en todo su esplendor.

La principal es la primavera y, en concreto, esas dos semanas que suele durar la floración del cerezo. Ahí concentra el mayor número de visitas, lo que a veces supone un problema logístico. Sin embargo, también es ahí cuando el Valle del Jerte se vuelca con sus visitantes y añade a este fenómeno natural todo tipo de actividades, ya sean culturales, deportivas o gastronómicas, en la llamada Fiesta del Cerezo en Flor, que se celebra todos los años en sus principales pueblos.

floracion-cerezo-valle-del-jerte
La floración del cerezo atrae a miles de visitantes al Jerte.


Sin que la primavera acabe comienza a salir el fruto de esos cerezos y culmina con la Cerecera o la Fiesta de la Cereza, que entre junio y julio se organiza con rutas gastronómicas y visitas guiadas. Es una época para disfrutar del frescor que las cercanas montañas traen, aunque el calor ya invita en muchos casos a buscar otros lugares menos calurosos.

La otra fecha señalada llega tras el estío. Entre octubre y noviembre, el Valle del Jerte vuelve a atraer muchos visitantes, que buscan la preciosa perspectiva que el valle vuelve a ofrecer en Otoño. La Otoñada, que desde hace años se celebra en esta comarca, difunde durante mes y medio aproximadamente las bondades de los pueblos y de la naturaleza del Jerte, con una nueva serie de actividades que van sucediéndose en todos sus pueblos.



Cuántos pueblos hay y qué pueblos ver en el Valle del Jerte

Once son los pueblos que conforman el Valle del Jerte. Por orden alfabético serían Barrado, Cabezuela del Valle, Cabrero, Casas del Castañar, El Torno, Jerte, Navaconcejo, Piornal, Rebollar, Tornavacas y Valdastillas.

En una zona rodeada de sierras, cualquiera de ellos te puede servir para conocer la arquitectura tradicional y la idiosincrasia del lugar. Aunque, por comodidad, ya que la carretera principal pasa por ellos, tal vez sean Cabezuela del Valle, Navaconcejo, Jerte y Tornavacas los más conocidos y visitados en el Valle del Jerte. Entre Cabezuela y Jerte está la Garganta de los Infiernos, que es el reclamo más popular de la zona más allá de la flor del cerezo y eso también influye. O, también, que en Cabezuela del Valle esté la oficina de turismo, a la que muchos acuden para conocer de primera mano las bondades de la comarca.

Estos cuatro también son los más poblados junto a Piornal, una preciosa localidad que sí hay que ‘buscarla’ y que también es muy visitada, aunque sólo sea por el hecho de ser el pueblo que se encuentra a más altura -1.175 metros de altitud- de toda Extremadura. En la carretera que va hasta Piornal se encuentra la cascada del Caozo, que es otro de los referentes del valle y que recibe muchas visitas.

cabezuela-del-valle
Cabezuela del Valle, el pueblo más grande del Valle del Jerte.


Yo he estado en todos, en mayor o menor medida, y puedo decir que merece tanto la pena conocer los más grandes como lo que pueden ofrecer los más pequeños. Todos ellos tienen muchas cosas en común y en festividades como las de la floración del cerezo o la Otoñada, todos tienen su dosis de protagonismo. Aunque sólo sea de paso, dado lo cerca que están unos de otros, todos se pueden recorrer. Eso sí, los principales antes nombrados, por los que pasa la Nacional N-110, cuentan con los mejores servicios y tienen más que ofrecer. Y Cabezuela del Valle, el más grande, está declarado Conjunto Histórico Artístico.



Mapa del Valle del Jerte

La Nacional N-110, de Soria a Plasencia, atraviesa el Valle del Jerte de Noroeste a Sudoeste y pasa por algunos de sus principales pueblos como Tornavacas, Cabezuela del Valle, Jerte o Navaconcejo. En este mapa del Valle del Jerte destaco los diez lugares que señalo a continuación.



Ruta en coche por este precioso valle

El Valle del Jerte se puede ver en dos días o estar una semana recorriéndolo. Es un buen lugar para ver, pero también para hacer senderismo y para descansar, sobre todo si lo eliges en verano y aprovechas sus piscinas naturales para refrescarte.

La mejor forma de conocerlo, obviamente, es con vehículo propio, ya que hay pocos medios públicos para ir variando de un pueblo a otro o para llegar hasta la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos. Lógicamente, cada uno puede elegir su velocidad a la hora de moverse y tal vez estos dos o tres días de los que aquí hablo se le queden cortos.


El Valle del Jerte en dos días

Aunque parezca poco tiempo para conocer todo el valle, en un fin de semana sí se puede ver la mayor parte de sus pueblos, así como disfrutar de la Ruta de los Pilones en la Garganta de los Infiernos, de la Cascada de Caozo o de algún mirador de los más conocidos, ya sea el de Tornavacas o el de la Memoria.

En este caso lo he hecho de norte a sur, entrando desde Ávila por Tornavacas y saliendo desde el Mirador de la Memoria en dirección a Plasencia, pero bien podría ser al contrario y usar Navaconcejo o Cabezuela del Valle, los pueblos más ‘céntricos’ y más grandes, como lugar de descanso intermedio.

Día 1: Tornavacas – Jerte – Ruta de los Pilones y la Garganta de los Infiernos – Cabezuela del Valle

Día 2: Navaconcejo – Valdastillas – Cascada de Caozo – Piornal – Cabrero – Casas del Castañar – El Torno y el Mirador de la Memoria


El Valle del Jerte en tres días

No voy a añadir mucho a esta ruta, ya que la anterior estaba enfocada a conocer la mayor parte del valle del Jerte de forma bastante rápida. Aunque tres días sí permite añadir alguna parada más y pisar todos los pueblos si así se quiere.

Barrado es el que rompe un poco una ruta circular por los pueblos que hay más al sur, de ahí que se quedara fuera en la primera ruta y se meta, aun teniendo que ir para atrás en algunos casos, en ésta.

Día 1: Tornavacas – Jerte – Ruta de los Pilones y la Garganta de los Infiernos

Día 2: Cabezuela del Valle – Garganta las Nogaleas – Navaconcejo – Rebollar – El Torno y el Mirador de la Memoria

Día 3: Valdastillas – Garganta de Marta – Cascada de Caozo – Piornal – Mirador de Cabra – Cabrero – Barrado – Casas del Castañar

Evidentemente, si vas a ver el Valle del Jerte durante la época de la floración del cerezo todo puede cambiar, ya que priorizarás ver los campos llenos de flores blancas. Y, además, si vas en fin de semana, posiblemente tendrás problemas para desplazarte y/o aparcar. Por eso, desde la oficina de turismo aconsejan dejar el coche y desplazarse con los autobuses puestos a disposición de los visitantes. Aunque todo esto lo veremos más adelante, cuando toque las mejores zonas para ver los cerezos en flor.

Lógicamente, una estancia más amplia permitiría deleitarse en zonas como la Garganta de los Infiernos, las Nogaleas, bañarse si hace buen tiempo en las piscinas naturales que hay como la de La Camella, la de Cabrero o la de El Nogalón, visitar el Museo de Jarramplas de Piornal, etc.



Diez lugares que ver en el Valle del jerte

Independientemente de los pueblos antes señalados, entre los que podría destacar Cabezuela del Valle, Jerte, Rebollar o Piornal, de los miradores y las muchas rutas de senderismo que este pequeño valle ofrece, quiero destacar diez destinos que merece la pena ver en cualquier visita al Valle del Jerte.

Los Pilones

La Reserva Natural Garganta de los Infiernos es, posiblemente, fuera de la época de la floración del cerezo, el lugar más visitado del Valle del Jerte. Y dentro de ésta, la zona conocida como Los Pilones destaca sobre el resto.

Las rutas por esta reserva están entre las preferidas por los visitantes de este valle. Allí pueden encontrar una amplia variedad de flora (castaños, robles, madroños…) y fauna, y está muy bien acondicionada para pasar un día recorriéndola.

Sin embargo, lo más destacado son sus piscinas naturales, conocidas como Los Pilones. Son una serie de grandes pozas formadas por la erosión, con saltos y pequeñas cascadas, que están muy solicitadas en verano, cuando el calor aprieta y se busca el agua fresca.


Mirador de la Memoria

Apenas lleva ahí desde 2008, pero ya es un lugar obligatorio que hay que ver en el Valle del Jerte. Puede ser un punto de entrada o salida del valle en dirección a la vecina Plasencia, ya que se encuentra en uno de los extremos del mismo, a dos kilómetros del pueblo de El Torno.

El conjunto escultórico homenajea a las víctimas de la Guerra Civil. Pero no sólo merece la pena y es conocido por lo que representa, sino también por las vistas que ofrece, ya sea del valle como del vecino pantano o de la Sierra de Tormantos.

Mirador-de-la-memoria-el-torno
El Mirador de la Memoria se sitúa a dos kilómetros de El Torno.


Garganta de las Nogaleas

Junto a la mencionada Garganta de los Infiernos y a la inmensa Cascada de Caozo, la Garganta de las Nogaleas es otra de las maravillas naturales que hay que ver en el Valle del Jerte.
Para llegar se suele hacer una ruta circular que parte de uno de los pueblos más grandes del valle, Navaconcejo, aunque también hay otras opciones para ver esta consecución de cascadas que forman la garganta antes de desembocar en el río Jerte. Dicha ruta tiene otros atractivos y es fácil de hacer, aunque el principal es la garganta.


Cascada del Caozo

La Cascada del Caozo y la cascada de Calderón son, posiblemente, las dos más conocidas del Valle del Jerte, aunque es la primera la que más visitas recibe. Está situada en la carretera que une Valdestillas y Piornal.

Está rodeada de un bosque de castaños y robles que también ayudan a popularizar la zona. No obstante, destaca la cascada por su anchura y por tener una caída de 300 metros que, cuando lleva agua, es espectacular.

cascada-caozo
La cascada del Caozo, uno de los lugares que hay que ver en el Valle del Jerte


Museo de la Cereza

El Valle del Jerte es conocido a nivel nacional por la floración de sus cerezos. Y, tanto ésta como la posterior recogida de esta sabrosa fruta, atraen a muchos visitantes. Por eso, no podía faltar un museo dedicado a ello.

Se encuentra en el pueblo más visitado y más grande del Valle del Jerte, Cabezuela del Valle, en una casa tradicional de la zona rehabilitada de tres plantas. Allí encuentras desde objetos tradicionales usados en la recogida de la cereza hasta la recreación de ambientes y recursos interactivos que explican todo lo relacionado con esta fruta y con su historia en el valle.


Museo de Jarramplas

Piornal es muy conocido por una fiesta, El Jarramplas, que se celebra cada 19 y 20 de enero, y que está declarada de Interés Turístico Nacional. Jarramplas es un personaje vestido con cintas de colores, dos cuernos y una gran nariz, que representa al maligno, y al que la gente lanza nabos. La fiesta dura hasta que el Jarramplas aguante.

Si no vas en esa fecha puedes conocer la festividad gracias al museo que tiene en esta localidad, la más alta de Extremadura. Allí encuentras una colección de máscaras, trajes, tamborcillos, mapas interactivos que explican la fiesta, etc. En los últimos años ha incorporado una máscara de realidad virtual que te permite ‘meterte dentro de la fiesta’.


Centro de Interpretación sobre la fauna y la flora de la Reserva Natural

Este centro está situado a la entrada de la antes mencionada Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, entre Cabezuela del Valle y Jerte. Y sirve para conocer lo que vas a encontrar en ella así como la flora y fauna que puedes ver en todo el Valle del Jerte. Cuenta con dos salas, con una amplia cantidad de paneles y maquetas.


Puerto y Mirador de Tornavacas

Tornavacas es otro de los pueblos que merece la pena visitar en el Valle del Jerte. Es la puerta de entrada o salida desde el norte y la provincia de Ávila; y, antes de llegar a él, camino del puerto del mismo nombre, encuentras el mejor mirador para poder divisar todo el valle y el río Jerte, que lo atraviesa.


Garganta, cascada y lagar de Marta

Cerca de Valdastillas, y también de las cascadas del Caozo y de Calderón, se encuentra un lugar muy bonito para recorrer que, además, también dice mucho de las tradiciones antiguas de estos pueblos.

Por un lado está la Garganta de Marta, a la que se llega por un bosque de castaños y robles, y acaba en una pequeña cascada, que forma la garganta. Poco antes de llegar allí puede conocer una antigua almazara y un molino de piedra, que funcionaba aprovechando la fuerza del agua, donde los agricultores llevaban sus aceitunas y que estuvo activo hasta casi el final del siglo XX.


Iglesia de San Miguel Arcángel de Cabezuela del Valle y otras iglesias que ver en el Valle del Jerte

La iglesia principal de Cabezuela del Valle no es la más antigua, pero sí es la más conocida, como la propia localidad, que está declarada Conjunto Histórico Artístico. La Iglesia de San Miguel Arcángel es del siglo XVI y se construyó sobre el solar de una antigua sinagoga. Destaca un retablo barroco del siglo XVII de grandes columnas salomónicas situado en el altar mayor, que tiene en la calle central a San Miguel Arcángel.

Otras iglesias destacadas que merecen la pena ver en el Valle del Jerte son la Iglesia Asunción de Tornavacas, del siglo XVI y que está declarada Monumento Histórico; también del XVI son las iglesias de Nuestra Señora María de Gracia en Valdastillas y la de San Juan Bautista en Casas del Castañar; o ya de los siglos XVIII y XIX las iglesias de Cabrero, El Torno, Navaconejo, Rebollar y de Jerte. Esta última cuenta con una torre exenta medieval.

jerte-torre-medieval
Iglesia de Ntra. Señora de la Asunción (Jerte) y su torre medieval.


Entre las ermitas destaca la de Nuestra Señora de Peñas Albas, por la gran tradición que tiene en Cabezuela del Valle; y, sobre todo, la Ermita de la Concepción de Piornal, porque cuenta con una talla de madera policromada que representa a la Virgen de la Concepción y se estima que es del siglo II de nuestra era.



Miradores, un lugar privilegiado para ver esta comarca extremeña

Hay dos miradores que cierran el Valle del Jerte en cada una de sus puntas norte y sur que ya hemos nombrado, el mirador de la Memoria (Sur) y el del puerto de Tornavacas (Norte), y que destacan, pero no son los únicos que podemos encontrar.

Hay pueblos, como Cabrero, Rebollar o Piornal, que se sitúan en las partes altas de las laderas del valle y que tienen una buena perspectiva de parte del mismo. Y otros miradores, como el del Puerto de Honduras, que comunica con el vecino valle del Ambroz, y que ofrece otra perspectiva del Jerte.

Otro de los miradores más conocidos y visitados es el del Chorrero de la Virgen, que se encuentra en la Garganta de los Infiernos, camino de Los Pilones. Este no ofrece una perspectiva del valle, sino de la espectacular Cascada del Manto de la Virgen, que surge frente a él en medio de la arboleda.

Mirador-Chorrero-de-la-Virgen
El Mirador del Chorrero de la Virgen, con la cascada de fondo.


Hay otros que ofrecen muy buenas perspectivas para ver el Valle del Jerte y la espectacular imagen de la floración del cerezo.

Mirador El Balcón del Valle (Piornal)
Mirador de la Era de San Bernabé (Casas del Castañar)
Mirador de la Cabra (Cabrero)
Mirador del Monte de la Cruz y de Puente Beceda, ambos en Tornavacas
Mirador de la Ermita del Cristo (Valdastillas)
Mirador ‘los Lagares’ (Barrado)

Aún hay más aunque muchos de los pueblos de la parte sur, situados en las laderas del valle, son en sí mismo miradores de excepción.



Cinco rutas de senderismo por el Valle del Jerte

El Valle del Jerte, fuera de la temporada de la floración del cerezo, atrae a los amantes de la naturaleza por las muchas opciones que ofrece para hacer senderismo, descenso de gargantas, etc. Hay rutas en todos los pueblos, otras que comunican con comarcas vecinas o que llegan a algunos de los lugares antes destacados como Los Pilones o Las Nogaledas.

Aquí destaco cinco, aunque las rutas de Carlos V y de las Juderías, que comunican y comparten con los vecinos valles de La Vera y del Ambroz, respectivamente, no las he hecho y sólo las conozco de referencia.


Ruta de Los Pilones
Hay una ruta corta y otra larga de 17 kilómetros que recorre gran parte de la Garganta de los Infiernos. Ésta que lleva a Los Pilones es corta, entre 3 y 4 kilómetros y tiene el aliciente final de ver este conocido paraje del Valle del Jerte. En verano puedes encontrar el premio final de un baño refrescante.

Parte de la entrada principal de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, donde está el Centro de Interpretación de la Naturaleza. Y, entre otros atractivos, se pasa por el Mirador del Chorrero de la Virgen, desde el que se puede ver la conocida cascada.

los-pilones
Los Pilones, uno de los principales referentes del Valle del Agua.


Ruta de las Nogaleas
Al igual que la anterior, es una ruta que debes hacer si vas a ver el Valle del Jerte. Es corta (6 kilómetros) y preciosa; y te lleva a la antes mencionada Garganta de las Nogaleas y sus cascadas de agua. Se parte desde Navaconcejo.


Ruta Los Castaños
Casas del Castañar lleva ese nombre por sus famosos castaños, algunos de los cuales alcanzan los 700 años de edad. Estos magníficos y longevos ejemplares se pueden ver en una ruta circular que parte del pueblo, que no llega a los cinco kilómetros y se puede hacer cómodamente en hora y media.


Ruta de las Juderías
Es el nexo de unión entre el Valle del Jerte y el Valle del Ambroz. Recibe el nombre porque parte de Cabezuela del Valle, donde existió una judería y, de hecho, su iglesia se asienta en lo que era una sinagoga, y llega a un valle cuya capital, Hervás, acogía una de las juderías más importantes de España. En su caso llega a Gargantilla, un pequeño pueblo de montaña, cercano al mencionado Hervás, y al que se llega tras cruzar el Puerto de Honduras.

Son en total 14 kilómetros con una fuerte pendiente en su primera parte, ya que se sube 1.038 metros de desnivel para, tras pasar el puerto, bajar unos 800 hasta Gargantilla. El trayecto se hace entre cerezos, robles, castaños… y se pasa por el mirador del Puerto de Honduras, desde el que se puede ver una bonita perspectiva del Valle del Jerte.


Ruta de Carlos V
Dejo para el final ésta porque tal vez es la más popular. Se trata de un proyecto de los 24 municipios españoles en los que pernoctó el emperador Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico en su último viaje hacia el monasterio de Yuste. Parte desde Laredo, en Cantabria, y acaba en el Valle de La Vera, vecino al del Jerte. En este último valle, Carlos V pernoctó en Tornavacas, en una casa que aún lo recuerda con una placa.

Son casi 23 kilómetros, en los que se debe ascender hasta los 1.475 del Collado de las Yeguas para después bajar hasta Jarandilla de la Vera, la primera localidad de La Vera donde el emperador se hospedó. El trayecto que pertenece al Valle del Jerte discurre en parte por la Reserva Natural Garganta de los Infiernos y, ya en La Vera, se pasa por la Garganta del Yedrón y la Garganta de Jaranda.


Hay otras rutas, como la del Camino Real, entre Navaconcejo y Piornal, que siguen sendas que se han usado durante siglos; también otras específicas para hacer en bici, como la que atraviesa todo el valle (Cordel del Valle) desde el Tornavacas a El Torno, etc.



Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos

Aunque ya la he nombrado en varias ocasiones, tanto cuando hemos hablado de Los Pilones, del Mirador de la Chorrera de la Virgen o de rutas como la de Los Pilones o la de Carlos V, la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos merece una mención especial entre los lugares que hay que ver en el Valle del Jerte.

Fue declarada reserva natural en 1994 y está integrada en los términos municipales de Tornavacas, Jerte y Cabezuela del Valle, en lo que sería la zona noreste del Valle del Jerte. Es el lugar más visitado del mismo, ya sea para hacer alguna de sus rutas, para ir a Los Pilones, ver sus cascadas, la Garganta de La Serrá…


Al menos merece la pena dedicarle medio día y hacer la ruta de Los Pilones. Aunque si vas con tiempo al Valle del Jerte, la Garganta de los Infiernos da para mucho y hay muchos lugares que ver, ya que tiene zonas bajas, así como otras de alta montaña, con su fauna y flora diferenciadas. Sus puntos más altos son la Cuerda de los Infiernillos (2.281 metros) y el Cerro del Estecillo (2.290 metros). Y, en total, consta de 7.226 hectáreas.

También se puede visitar, a la entrada del parque, el Centro de Interpretación de la Fauna y Flora. Y, además, cuenta con el Centro de Interpretación del Agua y el Centro de Reproducción de Salmónidos de Jerte.



Dónde ver la floración del Cerezo

Aunque este post va de qué ver en el Valle del Jerte en cualquier momento del año, no podemos olvidar las fechas en las que este precioso valle resuena a nivel nacional. La floración del cerezo atrae a miles de visitantes y, cuando tiene lugar, los fines de semana no es fácil moverse por la comarca. De ahí que, desde la Oficina de Turismo, aconsejen aparcar los coches en determinados pueblos y coger un bus que suelen poner para desplazar por las localidades a todos aquellos que quieren moverse por el Valle del Jerte.

Cerezos en flor vas a encontrar en todos lados, no en vano, hay más de un millón y medio repartidos por todo el Valle del Jerte. Aunque tal vez los pueblos en sí no sean el mejor lugar, sí que puedes encontrar cerezos en todos ellos. En este sentido, el Mirador de la Ermita San Felipe y Santiago de Cabezuela del Valle, por estar en el mismo pueblo, es un lugar ideal.

Si quieres tener una visión general del manto blanco que recubre todo el valle, algunos (o todos) los miradores de los que antes hablé son un buen lugar, pues te dan una perspectiva muy amplia.

La Oficina de Turismo del Valle del Jerte tiene información en todo momento de cuándo se produce la floración -suele ser entre las dos últimas semanas de marzo y las dos primeras de abril y dura en torno a los 20 días-; y te ofrece consejos de los mejores lugares para disfrutar de ésta. También informa del gran número de actividades paralelas que se programan en los pueblos del valle por esta época señalada.

Rebollar
Rebollar, en plena floración del cerezo en el Valle del Jerte.


La zona sur del valle, donde los pueblos a un lado y otro de la Nacional N-110 (Valdastillas, Piornal, Cabrero, Casas del Castañar, Barrado o El Torno y Rebollar) están ‘encaramados’ en las laderas del Valle del Jerte, puedes ver campos enteros de cerezos en flor en las sinuosas carreteras que los conectan. Tal vez ahí fuera donde encontré más opciones para verlos, pero es una apreciación personal, porque había en todos sitios.



De cámping a hoteles y balnearios, dónde alojarse en el Valle del Jerte

El Valle del Jerte, pese a ser pueblos pequeños, ofrece muchas y diferentes posibilidades de alojamiento. Tal vez lo que más hay, como es lógico en una zona rural, son casas rurales. Aunque algunas de estas funcionan como pequeños hoteles, como el Complejo Rural Los Chozos Valle del Jerte.

También hay algún hotel, zonas de cabañas, un hotel balneario, algún gampling y dos campings, el Camping Bungalows Río Jerte cerca de Navaconcejo, y el Camping Bungalow Valle del Jerte, junto a la entrada de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, entre Jerte -a 2 km- y Cabezuela del Valle -a 3 km-.

En mi última visita, yo me quedé en este camping y sólo puedo hablar bien de él, aunque hice poco más que dormir allí. Es amplio, tiene muchos árboles y está junto a dos de los pueblos principales que hay que ver en el Valle del Jerte, como Cabezuela y el propio Jerte, no está lejos tampoco la Garganta de los Papúos, de la que no he hablado, pero que es una de las más conocidas para hacer barranquismo en la comarca.

Hay zonas para alojarse en casi todos los pueblos del valle, pero la mayor parte y donde hay más variedad se concentran en torno a Jerte, a Cabezuela del Valle y, en menor medida, a Navaconcejo. También hay varias áreas para autocaravanas, en el propio Navaconcejo, Jerte, Piornal…

Te puede interesar: 

Qué ver en Sevilla: 25 lugares imprescindibles

Qué ver en Sevilla: 25 lugares imprescindibles

Todo lo bueno que hayas oído hablar de Sevilla, posiblemente, se quedará corto. Si la capital andaluza ha llegado a ser la tercera ciudad más visitada de España y es una de las más buscadas de Europa sin ser capital de un país por algo será. Puede que sea por su...

15 eventos y lugares de España que debes visitar y conocer en 2024

15 eventos y lugares de España que debes visitar y conocer en 2024

Fiestas, exposiciones, competiciones… España es un país de eventos y celebraciones y en este 2024 muchos de ellos se han presentado en la Feria Internacional del Turismo, Fitur, que cerraba hace unos días en Madrid. Algunos de estos eventos que España acoge son de...

Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz, un lugar para perderte

Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz, un lugar para perderte

Si entre tus planes está recorrer por tu cuenta Andalucía y tienes tiempo para hacerlo, incluye en tu recorrido la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz, una de las más bonitas y conocidas del sur de España. El nombre, de por sí, ya es sugerente. Aunque lo de pueblos...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *