entrada-tasa-turistica-venecia-2023

Venecia empieza a cobrar una entrada o tasa turística: fecha, coste y cómo reservarla

Venecia empieza a cobrar una entrada o tasa turística: fecha, coste y cómo reservarla
Ya hay fecha para el arranque de esta medida. A partir del 16 de enero de 2023, todos los visitantes de un día deberán pagar una entrada o tasa turística que irá de los 3 a los 10 euros, según diferentes variables

Para entrar en Venecia, a partir de 2023, habrá que reservar plaza, pasar unos tornos y pagar una entrada o tasa turística. Es una medida largamente anunciada, que se retrasó por culpa de la pandemia, pero que ya ha sido aprobada y entrará en vigor a partir del 16 de enero de 2023.

El objetivo es salvar la ciudad de los canales o, al menos, esa es la justificación. Y tienen datos para respaldarlo. Sólo en Semana Santa, en esta ciudad de unos 50.000 habitantes, llegaron diez veces ese número de personas.

Hace ya tiempo que la UNESCO les amenazó con meter a Venecia en su lista de patrimonio en peligro y tanto Italia como el propio ayuntamiento veneciano han reaccionado. Ya el pasado año, el Gobierno italiano puso un límite a los grandes cruceros que llegaban a Venecia y que ahora se desvían a otros puertos cercanos. Y esta nueva medida va también en esa dirección.

Las quejas no sólo llegan desde este organismo de las Naciones Unidas, sino de los propios venecianos. En especial de las personas que residen en el centro histórico, que se ven saturados ante tanto turista.

La medida no sólo consistirá en cobrar entrada, sino que, según el Consistorio veneciano, también se regulará el número de visitantes con un sistema de reservas online por el que se aceptará un máximo de 40.000 o 50.000 llegadas al día. Y ese número ya significa igualar el número de habitantes de la ciudad…

«El objetivo de esta medida es reducir el exceso de turistas de día y los picos estacionales, buscando un equilibrio entre las necesidades de los residentes, los turistas que pernoctan y los que visitan la ciudad durante el día», señalaba el concejal de Turismo, Simone Venturini, al explicar la nueva medida adoptada.



¿Cuánto hay que pagar para entrar en Venecia?

Según la resolución aprobada el pasado 30 de junio por el Ayuntamiento de Venecia, a partir de ese 16 de enero de 2023, toda persona que visite por un día la ciudad de los canales tendrá que abonar una entrada o tasa turística que ira de los 3 a los 10 euros.

Esta enorme variación de un precio a otro dependerá de muchos factores. Se tendrá en cuenta si es temporada alta o baja, si es un día de mucha afluencia o tranquilo, si la hora de entrada es una hora punta, el número de personas que ya hayan reservado ese día o la anticipación con la que se haga, premiándose a los que reservan con mucho tiempo. No obstante, se prevé que por regla general la entrada estará en torno a los seis euros.

La entrada o tasa turística se deberá pagar para acceder al casco antiguo de Venecia y a otras islas menores de la laguna a partir de 2023, independientemente del medio de transporte que vayas a usar para llegar a la ciudad.

Aparte de lo sostenible, la medida también tiene un fin recaudatorio, ya que servirá para hacer frente a los costes extra que los turistas suponen para la histórica ciudad (operaciones de limpieza, mantenimiento del patrimonio, etc).

A partir de enero, el proceso será el siguiente. Antes de viajar deberás completar un formulario y pagar la tasa, que te permitirá acceder a las zonas delimitadas a través de las polémicas puertas o tornos.



El proyecto piloto de la reserva de entradas empieza en agosto

Sin embargo, antes de que llegue esa fecha clave, se iniciará un proyecto piloto de adaptación que le servirá a Venecia para depurar errores y asegurar la viabilidad de su medida.

Este proyecto comienza desde este mismo mes de agosto, en el que, sin tener obligación, ya se pedirá a las personas que lleguen a Venecia que reserven su visita a través de una página web especial que se pondrá en marcha en las próximas semanas.

«Los que reserven recibirán incentivos, como descuentos en las entradas a los museos o en el transporte público», aseguraba el concejal de Turismo, Simone Venturini, que invitaba incluso a los visitantes del Veneto, que no deberán pagar entrada el próximo año, a que reserven su entrada, para así ayudar a la puesta en funcionamiento del nuevo sistema de control de visitas.

Aunque las puertas o tornos eléctricos se colocarán en los puntos clave de entrada, de momento, en este proyecto de transición se prevé colocarlos sólo en la estación.



Quiénes estarán exentos de pagar la entrada o tasa turística a Venecia en 2023

No todo el mundo deberá pagar la nueva tasa turística o entrada para acceder a Venecia en 2023. De hecho, sólo tendrán que hacerlo los visitantes que estén un día en esta histórica ciudad. Los que acrediten que van a pasar la noche en la ciudad de los canales no deberán abonar este impuesto.

Al reservar y pagar tu entrada se te genera un código QR que será el que deberás presentar a la policía si ésta te lo reclama, mientras que si haces noche en Venecia se te generará uno difrente, que gestionan los propietarios de los alojamientos. En el caso de que no puedas demostrar la reserva o que pagaste la tasa de entrada, la multa que recibirías podría llegar a los 300 euros.

Esta diferenciación se debe a que está comprobado que gran parte de los visitantes únicamente permanecen en Venecia durante un solo día; más o menos, cuatro de cada cinco turistas que llegan a esta ciudad.

También estarán exentos de pagar entrada o tasa turística a Venecia:

  • Los niños menores de 6 años.
  • Las personas con alguna discapacidad y sus cuidadores.
  • Los propietarios de apartamentos de vacaciones en Venecia, siempre que tengan sus impuestos al día.
  • Las personas que viven en la región de Veneto, aunque deberán reservar entrada.
  • Los que acrediten que llegan a visitar a parientes (hasta el tercer grado de parentesco).
  • Personas que necesiten acceder a los centros de salud para recibir servicios médicos.
  • Los voluntarios.
  • Las fuerzas de seguridad.
  • Los administradores públicos.


Con esta medida se espera que disminuyan las multitudes, algo real si logran reducir las visitas a un máximo de entre 40.000 y 50.000 personas. Aunque aún les queda mucho por lidiar para salvar esta bella ciudad, única en el mundo. El cambio climático, que hace subir el agua cada año un poco más, les está afectando en forma de mareas altas y el proyecto de diques móviles no ha logrado de forma eficaz frenar las inundaciones periódicas.

Al menos, los cruceros ya no entran hasta el centro. Y dentro de poco, tampoco se vivirán aglomeraciones como las de la pasada Semana Santa. Algo es algo.

Etiquetas: turismo
Te puede interesar: 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.