ruta-por-croacia-14-dias

Ruta por Croacia en 14 días: itinerario de dos semanas por la joya del Adriático

Ruta por Croacia en 14 días: itinerario de dos semanas por la joya del Adriático
Islas, parques increíbles, ciudades medievales, playa, montaña... cualquier ruta por Croacia colmará todas tus expectativas, un país con mucho que ver y en el que dos semanas se quedan, incluso, cortas

Partamos de una base. Sea lo que sea lo que tengas planeado, ninguna ruta por Croacia te va a defraudar. Por algo este país en uno de los más turísticos de Europa y ha crecido en visitas últimamente de forma exponencial. En la división de la antigua Yugoslavia, Croacia acaparó muchas de sus mejores joyas. Se llevó la mayor parte de costa, ese azul Adriático por el que tanto lucharon venecianos, turcos y también españoles durante siglos; y se llevó ciudades históricas Patrimonio de la Humanidad, ruinas arqueológicas, algunos de los parques naturales más visitados y más de 1.200 islas, entre las que están algunas de las más conocidas del Mediterráneo.

Se puede decir que es uno de los destinos más completos de Europa, porque tiene playa y montaña, modernidad y tradición y, aunque es pequeño, da para poder dedicarle una larga estancia, de dos o tres semanas; y siempre te quedarán muchas cosas hermosas por visitar.

Si decíamos que, independientemente de lo que hubieras decidido, no te iba a defraudar, también hay que decir que tendrás que seleccionar, pues difícilmente lo vas a poder conocer todo.

Cualquier itinerario por Croacia suele incluir de forma mayoritaria su costa. Allí están sus ciudades más conocidas, Dubrovnik, Zadar o Split y, aparte, sus islas, mientras que al interior no se le suele prestar tanta atención más allá de la capital, Zagreb, y de los conocidos y visitados Lagos de Plitvice.



Cómo moverse por Croacia

Para los que estuvieran en Croacia hace algunos años tal vez pusieran reparo a sus vías de comunicación, pero la entrada en la Unión Europea le ha ayudado a mejorar las infraestructuras y, ahora, es un país ideal para recorrerlo en coche. De hecho, desde 2022 ya ni siquiera se tiene que entrar en Bosnia para llegar a Dubrovnik, algo que hasta hace muy poco hacía el viaje hasta la antigua Ragusa mucho más complejo.

Conducir es fácil, ya que está bien comunicado si tenemos en cuenta que es muy montañoso y eso dificulta cualquier vía de comunicación. No obstante, no va a ser el caso que aquí voy a exponer. A diferencia de mi ruta por Eslovenia o el itinerario que hice por Serbia, tanto Croacia como Montenegro los conocí desplazándome en autobús. Eso me impidió ir más rápido y ver algunos lugares que me habría gustado -y que recomendaré si viajas en tu propio vehículo o en uno de alquiler-.

La ventaja de viajar en bus es que puedes estar atento a lo que te rodea, y a veces, encontrar a personas interesantes, que te hablan de lugares que no están entre lo más turístico ni ‘aparecen’ en los mapas. En cuanto a lo primero, los lugares que atraviesas, ya sea de costa o de interior, son espectaculares. Y de los segundo, entre otras, me pudieron hablar de zonas como el norte de la isla de Cres, que aún no está masificada por el turismo, un paraíso natural que cuenta con asentamientos como Beli donde poder disfrutar de una paz absoluta.



Mapa de la ruta por Croacia en dos semanas

Desde Zagreb a Dubrovnik y Catvat, una ruta lineal por Croacia en la que se visita sus principales ciudades, algunos parques naturales y pequeños pueblos que no dejarán de maravillarte.



Propuesta de itinerario y puntos de interés

Si tienes pensado hacer un itinerario por Croacia y piensas llegar en avión, cuatro serán las principales ciudades a las que seguramente vas a aterrizar: Zagreb, Zadar, Split o Dubrovnik. Lo ideal, al ser un país muy alargado, es llegar a la primera o la última (Zagreb o Dubrovnik), que, además, son las que más conexiones vas a tener por ser la capital y su ciudad más turísticas. Así, podrás hacer el recorrido de forma lineal, entrar por una y salir por la otra. En el caso de que compres el viaje de ida y vuelta a la misma ciudad, ya no tendrás el problema de hace unos años, pues las horas para ir en carretera de una a otra se han acortado mucho últimamente. Y, lógicamente, también hay vuelos internos.

Hay quien se centra en la costa y no se ‘desvía’ hasta Zagreb, pues la parte norte del país, aparte de la capital, suele ser poco turística. Estos viajeros entran o salen por la península de Istria, donde hay también aeropuerto y están a un paso de Italia; y hacen todo el recorrido costero hasta Dubrovnik.

dubrovnik-murallas
Las famosas murallas de Dubrovnik, inmortalizadas por Juego de Tronos.


En mi caso, entré por Zagreb y salí por Dubrovnik y aunque me faltaron algunos puntos que deberían señalarse como imprescindibles, dos semanas me dieron para conocer ciudades como las dos mencionadas más Split, Zadar o Rijeka, para visitar localidades preciosas y turísticas como Trogir, Pula, Rovinj, Primosten o Sibenik, para navegar hasta la isla de Hvar, para recorrer los parques de Krka y el de los lagos de Plitvice…

Ésta no es una propuesta para disfrutar de la playa, aunque algún chapuzón cayó. Es una propuesta para conocer el país a un ritmo bastante rápido, aunque hay que tener en cuenta que siempre hubo que acomodarse a los horarios de los transportes públicos. Móntate el viaje más acorde a tus necesidades y disfrútalo. Te va a encantar.



¿Cuántos días se necesitan para ver Croacia?

Catorce días no son suficientes para conocer el país. Y más si te desplazas en transporte público. Pero sí puede servir para visitar los lugares imprescindibles de Croacia e, incluso, para hacer alguna incursión en la vecina Bosnia. Se podría decir que tienes suerte y también muy mala. Croacia tiene mucho que ver y por mucho que estés, seguramente, no lo podrás ver todo.

Las grandes ciudades están comunicadas. Como indicaba antes, ya se puede ir desde la capital, Zagreb, hasta Dubrovnik, la ciudad más alejada, en pocas horas y los ferris con las islas más importantes tienen varias conexiones cada día.

Este recorrido, si lo hubiera hecho con coche, no habría sido mucho más corto, pero sí me habría permitido descubrir lugares que, por lejanía, no pude, alguna playa, algún pequeño pueblo… O apurar más mis horarios en determinados puntos. Y haber tenido tiempo para haber visitado alguna isla más, porque ahí siempre estás más limitado a la hora de desplazarte.

Si 14 días me parece poco para visitar Croacia, imagina 7 o 10, que es lo que muchas veces se dedica por falta de tiempo. Pero incluso en ese espacio tan corto te da tiempo a conocer gran parte del país o, al menos, la zona costera, que es la que más atrae a los visitantes.

Tal vez no sea el mejor itinerario de viaje por Croacia, pero sí puede servirte de guía de lo que puedes encontrar en este país si quieres organizar una ruta por tu cuenta. Aquí se detalla de la forma más completa y variada posible. Ya si quieres ahondar en los destinos…



Mejor época para visitarla

Si estás planteándote hacer una ruta por Croacia, el final de la primavera o el inicio del otoño son las mejores fechas, ya que no encontrarás tanta aglomeración en las playas y hoteles, y podrás disfrutar aún del buen tiempo que suele acompañar en el sur de Europa. Aunque si lo que buscas es el sol y la playa, e ir sobre seguro, mejor escoger uno de los meses veraniegos, en los que la costa dálmata se llena de gente, pero también de barcos.

En invierno tal vez haga frío, aunque también tiene sus ventajas. Aunque en Dubrovnik encontrarás bares y tiendas cerradas, no habrá las aglomeraciones de otras fechas y, posiblemente, no encuentres ni cruceros en su puerto. Si vas en diciembre, encontrarás mercadillos navideños tan conocidos como el de Zagreb. O, con suerte, podrás ver los Lagos de Plitvice helados. Yo sólo los he visto en fotografías, pero son un espectáculo.



Ruta por Croacia en 14 días


Zagreb, una capital centroeuropea (2 días)

La capital del país fue el punto de entrada a Croacia y, también, una ciudad completamente diferente al resto. Si las de la costa recordaron en parte a Italia por su influencia veneciana, aquí parecía por momentos estar en Europa Central. Grandes edificios, enormes plazas, parques… Y también tiene un casco histórico que se diferencia del resto y que se conecta por túneles y por un pequeño funicular, dos de las atracciones que ver en Zagreb que merecen mucho la pena.

En la ciudad baja encuentras los grandes museos, los grandes edificios y los espacios abiertos. Y, en la alta, algunos de los símbolos del país, como la iglesia de San Marcos y su famoso tejado, el parlamento, la catedral, etc. La parte antigua no es muy grande y eso que antes eran dos ciudades -los ahora barrios de Gradec y Kaptol-. Y, entre medias, la calle más bulliciosa y el Mercado de Dolac, una visita imprescindible en la capital de Croacia. Si tienes tiempo y posibilidades, sube hasta el monte Medvednica y verás una imagen perfecta de la ciudad.

Hay quien, en una ruta por Croacia, pasa de Zagreb si tiene poco tiempo, pues es el punto turístico que está más a desmano; y se centra en la costa. Pero es una ciudad que merece la pena conocer. Por algo es su capital y metrópoli más poblada.


Península de Istria, mucho más que Porec, Rovinj y Pula (1,5 días)

La península de Istria merece un recorrido completo, pues no sólo tiene cuatro localidades que se encuentran entre las principales de Croacia (Pula, Rovinj, Umag y Porec) sino también muchos pueblos más pequeños (Bale, Rastoke, Hum…) con personalidad y una zona de costa que tiene algunas de las playas más conocidas del país.

Si tienes coche merece la pena pararte un par de días o tres a recorrerla y disfrutarla. Si no lo tienes, tendrás que ajustarte a los horarios de los autobuses y elegir, ya que, sobre todo los pueblos pequeños, no tienen tantas combinaciones.

Dos de las imágenes más icónicas de Croacia las habrás visto en esta zona que limita con la pequeña franja de costa de Eslovenia y que está muy cerca de la ciudad italiana de Trieste. Una es la preciosa localidad de Rovinj y, la otra, el anfiteatro de Pula.

La primera es un reducto, rodeado de agua, que se erige en un pequeño monte con su iglesia y torre de influencia veneciana presidiendo. Perderse por sus estrechas calles y subir a su muralla y a su parte alta es una obligación. Visitarla, también. Rovinj tiene mucho que ver.

La segunda destaca por su pasado romano. No sólo es el gran anfiteatro, de los mejores conservados de todo el mundo, sino también su ambiente, sus calles, plazas, iglesias y todos los atractivos que ver en Pula que merecen mucho la pena.

Porec cuenta, sobre todo, con el Conjunto episcopal de la basílica eufrasiana, que es Patrimonio de la Humanidad; Umag es una de las principales localidades turísticas del país; Hum es la «la ciudad más pequeña del mundo»… Y así puedo seguir para animaros a hacer esa ruta que no pude, ya que elegí lo más llamativo y también lo mejor comunicado dado el poco tiempo que tenía.


Rijeka, la gran olvidada (0,5 días)

Rijeka es una ciudad que casi nunca encontrarás señalada a la hora de hacer una ruta por Croacia. Y eso pese a que es la tercera ciudad más grande del país por detrás de Zagreb y Split. Tal vez el hecho de ser muy grande, de que no cuenta, como Split, con un monumento tan importante como el Palacio de Diocleciano, o como Zagreb, no es la capital, hace que sus atractivos se pierdan. Sin embargo, el que la visita se encuentra una ciudad que tiene su encanto y un ambiente nocturno que atrae.

Desde la Ciudadela de Trsat se tienen unas vistas del golfo espectaculares. Y, en el casco histórico, puedes encontrar palacios, iglesias, plazas, la Torre de la Ciudad o del Reloj… y el Korzo, la arteria principal, peatonal, siempre animada y llena de atractivos. Allí está, incluso, el barco del expresidente yugoslavo Tito.

Rijeka tiene mucho que ver y es una buena base para visitar las playas que hay alrededor, para acceder a la península de Istria, conocer la vecina Opatija o ir a los Lagos de Plitvice o a Zadar. Y, al ser una ciudad tan grande, siempre puedes encontrar mejores y más variadas opciones de alojamiento que en otros lugares.


Lagos de Plitvice, un paraíso sin igual (1 día)

Aunque seas más de ciudad o de playa y no te gusten las montañas y los parques naturales -o los visites menos-, a los Lagos de Plitvice tienes que ir. Será unos de los días de tu ruta por Croacia que no olvidarás.

El Parque Nacional de los Lagos de Plitvice está protegido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Es una continua sucesión de 16 lagos, pasarelas, cascadas y una abundante vegetación que, pese al gran número de personas que los visitan, especialmente en verano, te permite aislarte en algunos momentos y disfrutar de unas vistas preciosas.

Dentro de los mismos podrás coger el tren panorámico para desplazarte y cruzar determinados tramos en los lagos más grandes en transbordadores eléctricos habilitados para ello. Y todo, perfectamente señalizado.

En verano tal vez esté muy masificado, no en vano acoge un millón de personas anuales, pero es un parque muy grande como para poder disfrutarlo sin aglomeraciones. Y en invierno, cuando las cascadas se congelan, deja imágenes increíbles.


Zadar, uno de los mejores atardeceres del mundo (1 día)

Sólo por vivir un anochecer en Zadar ya merece una visita. Algunos la consideran como la mejor puesta del sol del planeta. Tal vez sea exagerado, pero sí lo es que si lo vives alguna vez no la olvidarás. Primero, porque se vive junto al ‘Órgano del Mar’, una zona de escalera en la que, con tubos, se aprovecha el movimiento de las olas para generar música relajante; y, segundo, por ‘El Saludo al Sol’, un círculo de 22 metros de diámetro compuesto por placas de vidrio y paneles fotovoltaicos que absorben los rayos de sol durante el día y los convierten al anochecer en un espectáculo de luces.

puesta-de-sol-sunset-zadar-croacia
La puesta de sol de Zadar no es fácil de olvidar.


Independientemente de esto, Zadar cuenta con un gran patrimonio, iglesias, restos romanos, murallas y un casco histórico con mucho ambiente, tanto de día como de noche. Y playas cercanas, algunas de las cuales son de arena fina, diferentes a las que encontrarás en la mayoría de las playas de Croacia, que son de piedras y guijarros.


Krka y Sibenik, entre cascadas y edificios históricos (1 día)

Al contrario que los Lagos de Plitvice, que puedes estar un día entero recorriéndolos y descubriendo nuevas rutas, el Parque Nacional de Krka se puede ver tranquilamente en un par de horas. Se trata de una serie de cascadas espectaculares con un recorrido de unos cuatro kilómetros en los que se pueden ver desde diferentes ángulos. El parque cuenta con varias entradas, pero la más popular es la de Skradin, desde donde llegas al parque en un pequeño y bonito recorrido en barco. Hay conexiones con transporte público desde Zadar, Split o la cercana Sibenik, lo que te permite conocer también esta ciudad en el mismo día.

parque-nacional-krka-crocia
El Parque Nacional de Krka está lleno de espectaculares cascadas.


Sibenik no tiene la fama de algunas de las grandes ciudades cercanas, como Split o Zagreb, ni tampoco de esa preciosidad llamada Trogir, pero es una ciudad muy bonita, cuya Catedral de Santiago es Patrimonio de la Humanidad y cuenta con varias fortalezas desde las que se puede ver una puesta de sol espectacular y las islas que hay frente a la costa. Sirve. En muchos casos, de puerta de entrada al archipiélago de Kornati, unas de las islas más hermosas de Croacia. Como curiosidad, es la ciudad donde nació Drazen Petrovic y en ella puedes encontrar una estatua dedicada al astro del baloncesto, tristemente fallecido a principios de los años noventa.


Trogir y Primosten, tan pequeñas como maravillosas (1 día)

Primosten y Trogir son pequeñas, pero su visita debe ser obligada en cualquier ruta por Croacia. Ambas son, en realidad, islas conectadas a la tierra por un paso. La primera no tiene la fama de la segunda y es lógico, porque Trogir es uno de los mayores tesoros que podrás encontrar en este país, por algo está protegida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Primosten puede ser un buen lugar que sirva de base a la hora de conocer esta zona del país. Mientras Sibenik y Trogir cuentan con mayor número de turistas, éste suele ser más tranquilo. Se erige hacia arriba y está presidido por la iglesia de San Jorge.

Al contrario que Primosten, que está conectada con tierra firme por una lengua de tierra, Trogir lo está por una serie de puentes. Su casco antiguo es uno de los mejores conservados del país y pasear por sus callejuelas es una delicia, sobre todo antes de que los turistas las ocupen por completo. En él destaca la Catedral de San Lorenzo, el Castillo del Camarlengo o una zona portuaria habitualmente plagada de yates de lujo.


Kastela y Split, fortalezas, palacios y mucho ambiente (2 días)

Justo antes de llegar a Split, entre el aeropuerto y esta ciudad, se encuentra Kastela, una ciudad que, en realidad, son siete diferentes, que en el pasado fueron fortificaciones y que se ubican a lo largo de la costa. Un paseo por ellas siguiendo la costa nos permite conocer algunas de ellas, entre las que destacan Kastel Gomilica o Kastel Luksic, lugar donde sucede la leyenda de Miljenko y Dobrila, un Romeo y Julieta a lo croata. Es una buena ruta si dispones o alquilas una bicicleta.

Split es conocida, sobre todo, por el Palacio de Diocleciano y por ser el puerto de entrada a algunas de las islas más visitadas de Croacia, como Brac, Hvar o Korkula. Este palacio, de 213 por 177 metros, acoge hoy la catedral y los principales monumentos y restaurantes de la ciudad. Es un lugar que está siempre muy concurrido, especialmente por la noche y en el que su pasado romano se deja sentir. Split se puede ver en un día, aunque yo estuve allí día y medio, y pude así disfrutar de dos noches y de su gran ambiente tras la puesta de sol. Allí puedes encontrar todo tipo de excursiones a las cercanas islas, con mucha variedad de rutas; y hasta un museo dedicado a Juego de Tronos.

split-palacio-diocleciano
Peristilo del Palacio de Diocleciano, en Split.


Hvar y Stari Grad, una pequeña isla con mucho que mostrar (1 día)

Hvar es una de las islas más turísticas de Croacia. No es muy grande, pero tiene de todo. Una ciudad muy conocida, la propia Hvar, otra algo menos transitada, pero que cuenta con una llanura que está protegida por la UNESCO, tiene una de las playas más famosas del país (Dubovica Beach), son famosos sus campos de lavanda y cuenta con pequeños pueblos anclados en el tiempo.

Si, como hacen muchos, la visitas con un vehículo propio podrás conocer todos sus secretos. Si estás más limitado tendrás que elegir. En este sentido, Hvar suele atraer a la mayor parte de los visitantes. Las vistas de la bahía y de las islas cercanas desde su Fortaleza Española son impresionantes. Tiene bares y restaurantes para disfrutar día y noche, playas cercanas muy populares y grandes posibilidades de alojamiento. Y muy buena comunicación con Split, aunque el Ferry principal se encuentra más cerca de Stari Grad. También hay un servicio de autobuses internos en la isla que permiten ir de unas localidades a otras varias veces al día.

Si vas con tiempo, visitar el archipiélago de las Pakleni es una buena opción. Hay muchos pequeños botes esperando y te las pueden mostrar por un módico precio.


Dubrovnik, una visita inexcusable en cualquier ruta por Croacia (3 días)

La antigua Ragusa ya era la ciudad más turísticas de Croacia y de la antigua Yugoslavia mucho antes de que Juego de Tronos pusiera sus ojos en ella para convertirla en su ‘capital’, Desembarco del Rey. Eso ha multiplicado aún más el turismo en los últimos años hasta convertirla en la ciudad más saturada turísticamente del mundo -36 turistas por cada habitante- casi doblando a Venecia o Brujas, que son las que les siguen en este tan poco apreciado ránking.

Miles de personas desembarcan a diario en su pequeño casco histórico. Éste se puede conocer, recorrer y disfrutar en un sólo día, pero tanto la ciudad como sus alrededores invitan a quedarse más de una jornada en ella. Suele ser la base que muchos utilizan para hacer esporádicas incursiones en Bosnia -Mostar especialmente- o en la no muy lejana Bahía de Kotor (Montenegro).

dubrovnik-isla-lokrum-croacia
Dubrovnik y la isla de Lokrum, una visita obligada en cualquier ruta por Croacia.


Allí también se suele visitar la isla de Lokrum, que tiene como gran atracción el Trono de Hierro de la afamada serie de HBO y para la que parte un ferry cada hora. Hay excursiones a las islas Elafitas o a la de Mljet, se puede ‘descansar’ en la tranquila Cavtat o visitar Ston y su imponente muralla. Siempre es aconsejable subir hasta el mirador del monte Srd, ya sea para ver una perspectiva diferente de la ciudad o una puesta de sol que recordarás siempre.



Añadidos que deberías tener en cuenta a la hora de hacer tu ruta

Croacia tiene muy buenas conexiones, tanto de autobuses por carretera como con los ferris a sus islas, pero viajar en transporte público siempre te limita por el horario y por lo limitado de sus conexiones una vez que sales de las ciudades y principales localidades. Y te obliga a ir más lento o a elegir destinos y descartar otros, ya que difícilmente tienes todo el tiempo del mundo para viajar.

Es el caso de esta ruta por Croacia, en el que algunos echarán en falta destinos habituales en cualquier itinerario por este país y, en cambio, tal vez no habría ido a otras en el caso de haber seguido lo que la mayoría de los viajeros hacen. Es el caso de Rijeka, que no es el destino preferido de la gran mayoría, pero que, como gran ciudad que es, dispone de muchas opciones de transporte y alojamiento que ayudan a que, en este caso, estuviese presente.

Como decía al principio, querer abarcar todo en una ruta de dos semanas por Croacia, incluso si dispones de vehículo propio, es imposible. Siempre te tendrás que dejar algo. Aunque en ese tiempo puedes conocer los principales destinos del país. Incluso si lo que haces es una ruta de 7 o 10 días.

isla-hvar-ruta-por-croacia
Vista desde la Fortaleza Española de la isla de Hvar.


Sólo hay dos cosas que puedo echar en falta en este recorrido. La primera, haber visitado algunos pueblos más y dedicado más días a conocer la península de Istria. Aunque no es fácil hacerlo, más allá de sus tres o cuatro localidades más turísticas (Pula, Porec, Rovinj o Umag) si no dispone de vehículo propio. Los horarios de autobús con las pequeñas poblaciones son más limitadas.

Y, la segunda, es no haber visitado alguna isla más. Existe la opción de hacer excursiones, algunas de las cuales te llevan a conocer lo mejor de las principales islas. La mejor oferta de este tipo de excursiones la encuentras en Split, aunque hay diferencias de precios según agencia y, si vas en temporada alta, algunas de estas excursiones las puedes encontrar agotadas.

Islas como Korkula, Miljet o Brac, pueblos de Istria como Motovun, Hum, Bale o Vrsar, la famosa playa de Zlatni Rat en la Isla de Bol, Knin y su histórica fortaleza… Son algunos de los destinos que, si estás planteando una ruta por Croacia por tu cuenta, debería también tener presentes a la hora de poder incluirlas en tu itinerario.



La planificación de un itinerario de viaje por Croacia siempre es emocionante, aunque también estresa, dado el gran número de variables que debes tener en cuenta y los descartes que tendrás que hacer. Pero, elijas lo que elijas, lo disfrutarás tanto como el viaje mismo.

En los tres días que estuve en Dubrovnik también hice una pequeña incursión en Bosnia para, entre otros, visitar Medjugorje y la histórica ciudad de Mostar. Aunque eso lo dejo para otra ocasión.

Hasta aquí esta ruta por Croacia. Ten en cuenta que se puede acortar mucho más y ser más selectivo sin que por ello debas perderte los principales destinos. Y así acomodarla a los días que tengas. En cualquier caso, disfrútala. Es lo único importante de cualquier viaje. Espero tus comentarios.

Te puede interesar: 

Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz, un lugar para perderte

Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz, un lugar para perderte

Si entre tus planes está recorrer por tu cuenta Andalucía y tienes tiempo para hacerlo, incluye en tu recorrido la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz, una de las más bonitas y conocidas del sur de España. El nombre, de por sí, ya es sugerente. Aunque lo de pueblos...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *